Tengo miedo, así es como debería comenzar con esto.

El tomó mi mano y nadie había tomado mi mano antes. No puedo recordar exactamente cuando fue la última vez.

Tengo mucho miedo.

Soy una persona a la que el amor se le va a borbotones. Tengo un corazón lleno de canciones y me pregunto si vendrás por él.

Anuncios

Verdad

Yo siempre he esperado, eso es. He esperado por esa sonrisa que solo existe en mis sueños, siempre lo miro a lo lejos y él de repente se da cuenta de que yo estoy ahí y me sonríe. Su sonrisa es amplia, sincera y llena de felicidad… de amor. Me abraza porque también ha estado esperándome. Entonces mi corazón se detiene, no, mi corazón que ha estado parado desde la última vez que el amor me mató… renace nuevamente ante su cercanía.

¡Oh qué dicha!, que dicha es la que siento al bailar entre sus brazos. Al saber que solo a mí me mira que baila mal ¡pero yo bailo mal también! pero ambos reímos porque nos divertimos juntos y a cada vaivén nos desvanecemos, oh no, se desvanece el mundo y solo estamos él y yo bailando en el cielo estrellado. Poniendo mi cabeza en su hombro siento que toda la presión se va porque, por fin, sé que tengo un puesto en donde apoyarme, descansar, confiar…

Luego está ahí dormido cerca de mí y su cara es serena. Es perfecto, porque es real y está cerca mío. La alegría me hace sentir que podría llorar ahí mismo, morir ahí mismo y haber sentido que por fin, por fin… vivir había tenido un sentido y que todo el sufrimiento había valido la pena, cada segundo de la espera había valido la pena…

Pero por sobre todas las cosas, en mis sueños él jamás me deja ir. Él me lo dice abiertamente, él me ama y nunca me dejaría sin luchar por mi. Jamás, yo que jamás he sido fundamental para alguien… al fin he encontrado mi hogar, en su mirada, en sus brazos… tan cerca de mi corazón. Dejar al fin de ser esa persona sombría que se ha sentido incompleta toda la vida.

Solo pienso y me pregunto que es esto que tengo dentro, si he estado amando a un hombre inexistente o distante me espera y nos reconoceremos el uno al otro cuando estemos frente a frente. Si al fin mi pena de amar incondicionalmente finalizará… yo siempre me pregunto si tú también me imaginas y esperas a lo lejos.

O eres solo la imaginación que me cree de niña por los cuentos.

 

Pasado

Lo extraño muchas veces; en una fiesta, al escuchar la música, al respirar… extraño su sonrisa, el tono de su voz, la forma en la que sus lentes se inclinaban a través de su nariz cuando se distraía. Su forma atolondrada de ver, incluso extraño cuando a veces me ignoraba, cuando a veces no lo hacía… cuando hablaba conmigo, cuando me contaba que le gustaba otro país, que soñaba con otro futuro, cuando no mencionaba a su novia. Lo extraño casi todo el tiempo, muchas veces, a veces imagino que él puedo escucharlo llamarme, respirándome en la nuca, dejándome soñar…

No es que yo pensara que él realmente podría ser mío pero es que verlo me daba ilusión, es terrible… porque él tampoco era del todo bueno conmigo.

Muerte

La última persona que me mató, bueno, no lo esperaba.

Hay diferentes formas de morir en este mismo mundo, yo misma he muerto tantas veces y he sido diferentes personas. No fue hace mucho, yo era una persona llena de ese caos que cada persona tiene, un caos que puede ser enjaulado o desatado para tragarlo todo. Mi caso es distinto al de los demás pero probablemente habrá otras personas en el mundo que como yo, tengan un interior por partes; creo firmemente que mi alma está hecha con partes de otras, como si esas partes en vez de morir con sus respectivas decidieran tener la firmeza de vivir y Dios en su infinito entendimiento decidiera ponerlas en una sola para cumplir un papel. Esto es caótico, porque es como tener piezas similares, son extremadamente parecidas pero nunca son la contraparte real.

El caos en la desesperación, se volvía demasiado fuerte y podía sentir las diferentes fuerzas dentro de mí luchando cada una por sus ideales. Sintiendo que no lo único que restaba era morir, pero en su entendimiento, la parte oscura, la químera encontró una solución y cumplió su ideal, mató por primera vez. Fue una parte pequeña, no recuerdo cual, pero cuando tú eres formado hay partes de ti que no pueden perecer porque son fundamentales, como un órgano del psique. Pero existen partes que pueden ser reemplazadas.

Una vez comenzado, no hubo vuelta atrás.

Yo sabía que debía dejarlo ir y que ya era hora, fue como tomarlo prestado momentáneamente. Por el momento él no me necesitaba y yo no lo necesitaba a él, por lo que debía dejarlo ir.

Pero cuando hablaba con él las cosas eran diferentes, lo extraño y recién se ha ido. Pero nunca fue para mí y no lo será, él se quedará aquí y yo posiblemente me iré; pero estoy segura que en él permanecerá una parte de mi corazón y no podré olvidarlo.

Mírame, soy exactamente aquello que dije que no sería. Como un despojo viejo, como una nada, oh mira.

¿A qué estoy jugando?

He me, soy yo, de algún modo sonriente y a la vez, olvidada por dentro; estoy entre un eclipse de tristeza y un eclipse de realidad siniestro, donde está mi alegría yo no sé, quizá se fue, quizá y nunca fue real.