Empezando de nuevo 2.0

Yo necesitaba algo más que una nueva vida, necesitaba un inicio completo, un cambio verdadero, reinventarme.

Hace un tiempo, cuando tuve la oportunidad de irme un tiempo, aquello llegó justo a tiempo. Me estaba asfixiando, sentía que la carga era demasiada para mí y cada vez las cosas eran más pesadas. Entonces cuando subí a aquel avión sabía lo que estaba haciendo, sabía que era una nueva oportunidad para sanarme desde el más recóndito lugar de mi alma y ser una persona nueva, una página en blanco. La posibilidad de ser cualquier cosa. Es lo que necesito ahora, nuevamente.

En estos momentos mi mundo no colapsa como en esa ocasión, pero se cae, está cayendo a un nivel diferente de destrucción. Esa clase de derrumbe que vez desde adentro, que sabes te lapida y no haces nada, como si fuera una broma, como si en realidad la posibilidad de morir no estuviera sobre el plato. Mi vida ahora, no es más que una rutina extraña carente de sentido ante un rumbo ampliamente perdido. Sobrevivido he a base de mi ego, pero ahora, que ya no hay tantas cosas que sostengan mi mundo veo como todo está a punto de asesinarme de alguna u otra forma desde adentro y no lucho, porque no encuentro razones, porque las motivaciones de antaño ya no son lo suficientemente fuertes como lo eran. 

Había una frase que se quedó en mi mente desde que la escuché “pero no tengo amor, nada soy”. No es solo una clase de amor la que me falta, es sino que con el tiempo, he perdido el amor que sentía hacía mi misma. Me odio más de lo que me quiero a momentos y estoy convencida de una ineptitud que daba por inexistente tiempo atrás. Soy abrojos de una mi antigua que no sentía miedo, que estaba segura de lo que implicaba que creía conocer sus alcances… he perdido parte de mi esencia en algún lugar, en algunos tiempos, no sé que camino estoy siguiendo, no estoy convencida de mi plan en este mundo como lo estaba antes. Ahora, pienso que todas esas cosas podrían ser simplemente inventos de una persona que estaba queriendo ser especial que buscaba justificar sus diferencias.

 

Es hora de alcanzar algo nuevo, supongo.