Je n’ai besoin que de tendresse

Comme la main qui veut se tendre
Le printemps qui va arriver
Les mots qu’on ne peut pas comprendre
La voix qui ne sait chanter
Ah ah ah

Je n’ai besoin que de tendresse
Je n’ai besoin que d’amitié.
Et je voudrais tant que tu restes
Je n’ai besoin que d’aimer.
Et je voudrais tant que tu restes
Je n’ai besoin que d’aimer.

Comme le silence et la nuit
Comme la mer bleue en été
Comme les étoiles et la vie
Comme toi qui le sais.
Ah ah ah

Je n’ai besoin que de tendresse
Je n’ai besoin que d’amitié.
Et je voudrais tant que tu restes
Je n’ai besoin que d’aimer.
Et je voudrais tant que tu restes
Je n’ai besoin que d’aimer.

Comme l’espoir criant je t’aime
Et la voix murmurant « adieu »
Et les nuages et les poèmes
Comme un amour heureux
Ah ah ah

Je n’ai besoin que de tendresse
Je n’ai besoin que d’amitié.
Et je voudrais tant que tu restes
Je n’ai besoin que d’aimer.
Et je voudrais tant que tu restes
Je n’ai besoin que d’aimer.

Anuncios

La lluvia me llena de nostalgia.

En verdad debería despabilarme un poco y comenzar a salir con alguien pronto. 

No puedo vivir de pedazos del pasado, no. No puedo seguir anclada en un puerto esperando un barco que me dejó hace mucho. No quiero que mi corazón lata por una persona que me abandonó por otra, no. No necesito más devastación en donde yo misma la causo. Es a lo mejor un pretexto para despreciarme a mi misma. Infantil y tonta.

Ojala yo solo pudiera dejar de desear cosas como esa, de desear aquello que no puedo obtener. De olvidar estos deseos que solo amenazan con tragarme a un recóndito lugar donde no podré ser feliz, amargura, todo es tristeza en ocasiones y gris. Voy a morir pronto si sigo cargando tanta pena.

Podría un día toparme con la piedra que tanto he buscado, pero vamos, sabemos que eso no pasará.

No podría destruir mi corazón que es la esencia de lo que soy, por fuera soy pura mente, puro racionalismo pero por dentro, en el fondo, donde de verdad está aquello que nos forma soy solo un corazón. A veces tengo ganas de envolverlo en papel, de ser delicada, de rodearlo y entre cosas suaves ponerlo en una caja y alejarme de él. Mis deseos, solo son vanos, solo hacen que mi vida se sienta de un giro tan miserable. El éxito sin el amor es algo frío, lo comprendo, así es. No quiero seguir siendo esa persona que espera algo que ya se fue, no, no es lo que deseo; que se alimenta de las ilusiones ajenas para así sobrevivir un poco.Solo soy abrojo olvidado. Quiero que alguien se preocupe por mí, no solo darme cuenta que cuido del bienestar de alguien por amor sin recibir nada a cambio, solo quedándome vacía una vez más. Deseo tanto su felicidad, que duele.

Necesito animo, oh espera, estoy sola, si yo no me doy el animo nadie me lo traerá. Estamos un poco perdidos, espero ser capaz de encontrarnos antes de que sea tarde.

Recoveco #1

Soy de ese tipo de personas que con una frecuencia impresionante piensan que han conseguido las cosas cuando apenas han logrado rozarlas, es desgastante.

He me aquí de nuevo, en una posición distinta pero con la cabeza a punto de estallar nuevamente. Todo es demasiado.

Como viví sin darme una personalidad fija, viví muchas vidas antes del primer cuarto; a veces soy demasiado dulce y en otras ocasiones déspota, sentimental y a la vez fría. Pero por dentro, ni siquiera sé que hay, ni siquiera sé quien soy en realidad. Me hice a la medida de las circunstancias, de las expectativas, con ideas peligrosas y con muchos pedazos de persona que no logran formar una, eso es lo que soy.

A veces siento que he perdonado a quien me hubo dañado profundo en el corazón y en otras ocasiones, la desolación es tan grande, gigantesca, que solo el verlos olvidados como muertos mentales me conduce a la calma. En ocasiones, siento que esta soledad me hace tan fuerte que podría acabar con todo lo que me limita y en otros momentos, me veo patéticamente añorando a aquél que me hizo daño pero cuyo rastro permanece ahí, directo en mi corazón; pensando en ideas descabelladas, pensando en su felicidad, deseándola y a la vez, esperando que solo por un instante regrese a mí y decida quedarse algún tiempo conmigo.

Estoy un poco acabada, eso es todo. Hay cosas que parecen inminentes; detalles que no parece que vayan a simplemente pasar pronto. He perdido un poco la fe en este sistema que no me ha dado un sentimiento que llegue directo al centro de mi ser desde hace mucho. He olvidado lo que era ser verdaderamente libre y feliz, estoy perdiéndome de a pocos; juega conmigo y no me permite terminar de corroerme por completo. No hay salvación. Es un poco el fin, quizá algún día solo esté parada en tacones de aguja en el Sena con el viento arañándome la cara para recordar lo triste que es la felicidad a veces.

No cambiaría el pasado, pero no me vuelve loca el presente. He muerto ya demasiadas veces y revivir es inevitable, el amor y el odio propio se equiparan, soy dueña de una mente que busca enaltecerse y destruirse por completo. 

Vamos, sé buena conmigo, yo misma.