Días como hoy

Hace algún tiempo alguien que ni siquiera estaba conmigo me dejó. Por ello que recuerdo estas fecha cada año; antes no me importaba, pero ahora me veo cada año recordando estos días porque ese día él me dejó y una parte de mis posibilidades se esfumó también. Él no era mi ideal perfecto y sospecho que mi amor estaba más fundamentado en lo que podría haber sido que lo que hubiera podido pasar en realidad. Mis anhelos que solo yo conozco me llevaban hacia él y se mezclaban en él sin dejarme ver con claridad. Si soy sincera, cuando imagino al amor como el ser egocéntrico que soy, lo  hago en mi misma siempre he soñado con lo que el amor me hará sentir más de lo que me hará vivir o de lo que traerá. No busco ser atada, pero soy un ser salvaje al que le gustaría ser domesticado un poco. Mi añoranza es encontrar a alguien que me vea como soy, que no me observe a través del papel que represento y la imagen que engaña, soy solo mi alma como una bestia pequeña que llora y le asusta vivir más que morir, con ella están mis ansiedades que son como monstruos en los que siempre he hallado compañía, soy una quimera extraña formada de muchas cosas que no logran un ser completo y siendo así me siento satisfecha y perfecta. Sueño con alguien que se dé cuenta que por dentro soy así, pequeña yun poco desvalida; alguien que me trate con delicadeza porque parezco fuerte y ahí está la clave: en el verbo. Necesito fuerza, “dame la libertad de irme y verás como regreso cada día a ti”. Quiero a alguien que me sienta tan suya que me deje volar cada día sin miedos, alguien que tenga su propio camino que recorrer y cuando me mire, encuentre todo aquello que ese camino no le da porque así debe ser.

La idea es que, nunca en mi vida he sido tratada como ese ser frágil que soy y cuando él estaba conmigo, cuando el me tocaba, siempre parecía que temiera romperme me hablaba como si fuera cristal y eso me descomponía toda, porque a pesar de todo nunca nadie me había tratado así, como un ave, un pequeño monstruo, una flor.. He guardado el recuerdo de su huida como el miedo de que nadie sea capaz de verme así porque sé que él tampoco lo hizo, es fácil ver solo la parte fría que me controla porque estoy bien porque he aprendido a vivir de esta forma. El recuerdo me entristece pero no es por él, solo es la asociación inclusive aceptando que amé no soy totalmente honesta. Pero en estos días siempre lo recuerdo y me pregunto si habrá encontrado eso que buscaba, si lo que tiene ahora le da felicidad o si habrá encontrado el coraje para perseguirla.

Anuncios