Silly

For some reason, I cannot understand why I feel good without a reminder of you and feel so bad without your words every day. In your time figuring out things… I got to figure out some of mine. I’m not ready to be with someone right now even if that was I wanted. What I really know is that I like you and I want you in my future, in the time when we are both ready… but how illusory, how silly… I know.

Truth

The worst is that after all, I could give a lot just to be sitting next to you like we were in that night. With the magic, with the hopes on my skin… your green eyes smiling at me, your voice that I cannot recall anymore. What I couldn’t give to see you smile again so near to me.

It hurts.

Conclusion part 1.

After all those things, I have been keeping this bitter sensation about everything that is eating me out. How to explain it, I cannot think of how the magic I was feeling has become this solitude. After all, I feel like any of it has a real meaning. How will I be able to believe him again if the time comes? or even worse, how will I be able to believe in someone else again? What I have in my hands is just a heart that was there, ready to give and what it received were just lies and meaningless words.

I accepted him in the way he presented himself. He didn’t want to have it all and I took it. I said yes, I didn’t think a lot about it because, what I wanted it was to share with him my world, to combine our loneliness to create something beautiful…

In the end, if you just wanted one thing from me, you could have asked, I would have told you to go and let me alone forever and maybe then my grieve would have stopped already. The funny thing about all of this, if you would have waited just a bit, caress me just a bit… you could have got everything from me if you just could have asked because all I wanted it was to give you my heart even if you didn’t ask for it and then… you ran away, how stupid. We could have saved so much time… How many tears, how much pain. If you didn’t want me to give me a chance… why you asked for it, what you fought so long to gain me, to get my “of course, that would be lovely”. Why? You let me alone to crush my own heart in your absence.

I hate this bittersweet feeling about you, how the despair makes me cry without remedy and how much I would have loved to embrace you.

My name

Call me by my name. Remember it every single time you see me in little things. When you remember the plans we have and we never did. Intentions.

Breath me through my name. When you tell more excuses, when you run away again.

If you are going to forget me, let the things out to keep my memory and I could forgive you one day.

08/08

No me había dado cuenta pero mi corazón duele pensando en ti. Hay una herida pequeña, chiquitita en mi corazón y me pregunto si alguna vez volveré a sentir el amor como un niño. Sin miedos, con toda la intensidad, si tendré una tercera oportunidad de dar mi amor así. ¿Cuánto tiempo puede tardar en morir y renacer un corazón?

Y me duele, porque yo era un libro abierto entre tus manos y tú decidiste cerrarlo. Suavemente, pero cerrarlo. Como me duele el futuro que no tuvimos juntos.

Duele

Me duele, me duele pensar en todo esto.

Me duele pensar en que mirarás de nuevo a otra con esa sonrisa, como le dirás buenas noches  o como te disculparás por no decir hola cuando estés ocupado. Cuando mandes un mensaje a otra diciendo “no puedo esperar a verte”, cuando recuerdes una fecha importante para ella. Cuando le robes el corazón.

Me duele pensar en cuando la mires a los ojos, cuando la tomes de la mano, cuando sientas que tú corazón te salta cuando el momento de estar juntos se acerca. Cuando miren juntos a la noche, cuando le preguntes si tiene miedo a las serpientes o le digas “un día hay que hacerlo juntos”. Cuando visiten un bosque de coníferas, cuando pongas su brazo alrededor de sus hombros, cuando le sonrías cuando te diga “avísame que llegaste bien”. Cuando descubras cuales son sus flores favoritas, cuando le cuentes que te gusta jugar juegos de mesa, que a veces cocinas porque te gusta la comida y que deberían hacer algo juntos. Cuando le pidas que te lo cuente la próxima vez que se vean. Cuando le pidas consejo, cuando le cuentes de tu familia, cuando le cuentes tus películas favoritas.

Yo solo pienso en todas esas cosas y estoy aquí distante.

Y me duele.

Quizá

Si hubiera sabido que quizá nunca más iba a verte… quizá hubiera alargado más el abrazo que me diste. Quizá me hubiera animado a darte un beso en la mejilla mientras recostaba mi cabeza en tu hombro, quizá hubiera presionado tu mano más fuerte cuando tomaste la mía, quizá te hubiera mirado a los ojos pidiendo que me besaras…

Todos los recuerdos me duelen porque tienen el dejo del sueño de un inicio, el miedo que traen los principios. No pensé en las cosas porque en ese momento, creí que era el primero de muchos momentos. Creí que vería tu sonrisa más veces, creí que no tendría que recordar con tanto empeño el sonido de tu voz, que sé que he olvidado ya… pienso en todas las historias que mi mente creó mirándote a los ojos, en toda esa poesía que nacía entre cada entusiasmo, en todo aquello que quería mostrarte. En mi alma expuesta por primera vez y el amor… el amor que podría sentir. Tan desesperado, tan eterno, tan profundo, tan leal… en como podría haberte acariciado la cara diciendo casi entre lagrimas: “siempre creí que algún día iba a hacer a un hombre renacer de tanto amor, pero en ti querido, yo soy quien ha vuelto a nacer de tanto amor por ti…”.

Me da tristeza pensar que quizá no he de verte nunca más, que tendré que conformarme con los recuerdos del cuento de hadas que creí que al fin me tocaba vivir… de lo que me diste que yo atesoraba cerca de mi corazón… ¿Cuánto de eso fue sincero? Pero por sobretodo, ¿cuánto de eso fue verdad y no producto de una soledad que te consume a veces? ¿Piensas en mí? ¿Te gustaba llamarme por mi nombre? Ojalá me hubiera aprendido el tuyo, pero es que creí… que iba a escucharlo de nuevo…

La distancia no creo que en mí haga crecer el afecto, creo que simplemente rompe un poco más mi corazón.  Más…