I messaged you to wish the best year ever. You replied “you too”.

At least I hope you smiled reading me. If not… well I will learn one day.

Anuncios

Poesía

Querido M,

Tú me trajiste de vuelta mi poesía. Esa que había olvidado, pero que fue mi compañera desde que tenía 8 años.

Me trajiste esa poesía que me recordaba a tus ojos, al cariño y a la forma en la que mi alma se estremecía al estar cerca de ti.

Entonces te fuiste, pero la poesía se quedó. Ahora mi tragedia, la soledad y la verdad a la que me enfrento tienen ahora forma en palabras.

Solo por eso te doy las gracias.

Sobre ella en un futuro

Querido tú:

Un día vas a encontrar a alguien a quien quieras. Estuve a punto de escribir “a alguien a quien quieras de verdad”, pero eso sería darme demasiado crédito. Pero lo que digo, es que un día vas a encontrar a alguien a quien vas a cuidar como si fuera un diamante porque eso será para ti. Vas a mirarla y la sonrisa que me regalaste será solo una mueca tonta en comparación.

Te imagino siendo de esos que se enamoran un poco a primera vista, te imagino de esos que se dan cuenta de que en verdad están perdidos cuando unos ojos lindos y una boca lista les prestan atención. Creo que te gustan las castañas así que pienso que ella será así y pienso que a ella si le contestarás todos los días. Pensarás en ella, en lo que tu ausencia le hace sentir y en lo que te dolería perderla, aunque sea la posibilidad. A ella si la atesorarás, le verás un valor que nunca me has visto a mí. No te creo de esos que regalan flores, pero te imagino de esos que miran con ternura, que besan con ternura. Imagino que la acariciarás como si fuera frágil, pequeña… sabiendo que no lo es.

Probablemente le dirás como a mí que no sabes cocinar y un día te retará, entonces cocinarás para ella. Tratarás de impresionarla de todas las formas posibles, intentarás mostrarle que puedes hacerla feliz de verdad. Te preocuparás por ella, por lo que siente, por lo que piensa y dejarás que te conozca en serio, no pondrás las mismas barreras con las que yo me encuentro cuando pregunto cosas simples.

O a lo mejor ya tienes a esa chica, ahí cerca de casa y es por eso que sufres. Sufres porque ella está lejos de ti y aun hablándole siempre, la distancia no te deja estar conforme.

Así que aquí estoy yo y con un mensaje, ese será mi adiós. Al leer mi mensaje podrías sonreír o no sentir nada. No más problema, no más insignificante M molestándote, a nadie le importa ella. No seré siquiera una mala memoria porque para ser eso primero, hay que ser una memoria. Como soy la flor que permanece en el invierno, evitarás mirarme cuando la primavera te llene de momentos felices. Yo estaré bien aunque sé que no preguntarás, encontrarse con la verdad siempre duele… así que encontraré la manera de vendar mis heridas. Nadie nunca ha querido salvarme, nadie ha querido permanecer. Moriré y renaceré de nuevo, tendré mi alma triste evitando estremecerse al mínimo toque porque tú ya no estás… yo me traje a mí misma y me mostré París. No he necesitado a nadie para ver los lugares con los que soñé, porque aunque no lo quisiera así, sé que me basto sola. Veré un día tu ciudad con estos grandes ojos negros sin ayuda, sin ti. Me basto sola, aunque nunca lo quise así.

Espero como dice la canción de aquel recuerdo que tengo de ti, que cuando ella te bese en donde más duele… en verdad te sientas mejor. Lo deseo desde la parte más honda de mi corazón.

Ciao 3

Querido tú,

Creo que nunca te había escrito. Hay muchas cosas que nunca he hecho contigo y al mismo tiempo, he hecho muchas cosas contigo que nunca hice con nadie más. Me he adaptado tanto para poder estar contigo. Pero he me aquí, estoy sola y tú no estás.

La mitad de la ausencia no deja de ser ausencia.

Recuerdo la primera vez que te vi, recuerdo el entusiasmo. El pensamiento gritando internamente “¡qué lindo!”. Tus ojos verdes… tu sonrisa, lo inteligente, ocurrente, tu sentido del humor… y el “¡qué lindo!” se convirtió en el beso que te di en la mejilla. Cuantas ideas tuve en ese momento, ¡cuánta fe!, como siempre tanta fe y como siempre también… mi corazón roto en dos pedazos. Pero ¿cómo iba a saberlo? Lo único que pensé es que quería estar contigo… Aunque lo único que veo es la soledad que siempre me acompaña.

Hay muchas cosas que pensé que podrían ser nosotros, imaginé la foto de los dos en la mesita del salón. Te imaginé llegando por algunas noches y durmiendo a mi lado. Te imaginé mío en cada rincón de mi habitación, en la cocina haciéndote el desayuno, en el sillón mirando películas y yo intentando distraerte de ellas. Te soñé con los ojos cerrados, relajado, con una sonrisita mientras te acariciaba el cabello antes de dormir cerca de mi corazón. No quería más que darte amor, un amor como yo lo entiendo: uno que te dejara ser tú mismo entre mis brazos. Te pensé contándome tus historias y curando el pasado que a todos nos aqueja. Quería que supieras que siendo como eres, yo quería ser tuya y de nadie más.

Pero la verdad es que eso nunca hubiera podido ser, eso nunca podría ser.

Lo único que sé de ti es lo mucho que no quieres estar conmigo, lo mucho que los deseos tontos de mi corazón me humillan. Las imágenes de una vida que nunca tuvo siquiera la probabilidad de ser y que yo no sabía. Tengo entonces a mi corazón moribundo, sabiendo que no te importa si estoy o dejo de estar. Pero no te preocupes, aún no te dejaré solo, soy la flor que vive en el invierno y en este invierno de tu vida me quedaré contigo. Seré tu consuelo, hasta que las otras flores hagan que te olvides de mi.  Es solo que yo hubiera deseado, que te quedarás con esta flor que si bien no perfecta… siempre hubiera deseado mirarte como si fueras el mismo sol.

All

Dear all,

I wanted your happiness and wellness more than you could have ever imagined. Even now that I know you all left me… I still want your joy more than my own. I hope you are aware of it. I wish that you can smile everyday. I wish you can find the way that makes you feel fulfilled if you are not feeling like that right now.

I am ok, I know you are not worry about me and that’s fine. You didn’t think about my solitude back then or now. You never thought what I was going to do with all the love you didn’t accept from my hands. You didn’t have to and part of me it’s happy for not being a burden in your memory.

I hope all of you found what you wanted so desperately far away from me.